Desde principios de 2015, 183 ejemplares de ovejas de raza merina pastan en el olivar de Hacienda Guzmán. Se trata de la última aportación para la mejora de la producción de la singular almazara, que ha introducido nuevas medidas ecológicas y naturales que ayudan a reducir el uso de pesticidas y favorece un desarrollo sano y equilibrado para que no se agoten los recursos naturales del suelo.

Del pastoreo del ganado en el olivar se obtienen numerosos beneficios: el ganado actúa como segadora para la vegetación del suelo, transforma el materia vegetal en estiércol que alimenta el suelo y cierra así el ciclo biológico. Además ayuda a que las cubiertas vegetales puedan ofrecer una mayor resistencia al viento y al agua, favorecen la fertilización y proporcionan el hábitat adecuado a los enemigos de las plagas.

De esta forma se va completando un proyecto que se inició hace tres años, que busca la renovación y actualización continua para la obtención de aceitunas saludables, de mayor calidad, sin la presencia de sustancias de síntesis química y obtenidas mediante procedimientos sustentables para lograr así los mejores aceites de oliva virgen extra en el marco de Hacienda Guzmán y de su olivar.

De las 400 ha. de producción ecológica de Hacienda Guzmán sólo emplea el 20% para la elaboración de sus aceites, si bien el objetivo es llegar al cien por cien.

Añade tu comentario

Nombre
E-mail
Website
Comentarios