El chef Ígor Rodríguez, considerado una de las jóvenes promesas de la cocina balear, y con la ‘escuela’ de Mario Sandoval, ha abierto el restaurante Bite, en Mallorca. Un espacio singular, restaurante & lounge, en un lugar privilegiado del Portixol donde se elabora una cuidada cocina mediterránea con aroma internacional.

Bite trabaja con alimentos ecológicos, locales, de temporada, de producción propia y de comercio justo suministrados desde Loveat, una nueva plataforma online donde comprar esta línea de productos.

Ígor Rodríguez con HG

En la carta del Bite destacan, como no podía ser de otra forma, las tapas de autor, como el Tagliatelle de calamar marinado en salsa de Wasabi o Risotto de setas con parmesano crujiente, o con recetas de Mario Sandoval como el Huevo escalfado con rabo de buey y patata confitada. No faltan entrantes como la Ensalada de langostinos picantes y escabeche de frutas o la Menestra de verduras de nuestra huerta orgánica. La carta ofrece además una selección de arroces, pescados y carnes. Bite marca la tendencia gastronómica en la isla y lo hace en un local en el que se cuida hasta el más mínimo detalle.

El chef, Ígor Rodríguez nació en Donosti, pero lleva 18 años viviendo en Mallorca. Bite es una realidad gracias al apoyo de Mario Sandoval, el empuje de los empresarios Tomeu Buadas y Toni Oliver, la ilusión del jefe de sala, José Manuel Zapata y la implicación de personas como Laura Buadas, de Loveat, proveedora de muchos de los productos ecológicos utilizados en la cocina del Bite.

Añade tu comentario

Nombre
E-mail
Website
Comentarios