La Navidad es tiempo de reencuentros con los seres queridos y gran parte de estas reuniones se producen alrededor de una mesa. ¿Quieres ofrecer algo diferente? Prueba con las siguientes 10 delicatessen para una cena de Nochevieja original y exquisita.

Cata de aceite de oliva

Cata de aceite de oliva

Un buen modo de marcar la diferencia desde el comienzo de la celebración es agasajar a los comensales con una cata de aceite de oliva virgen extra con la que podrás aportar dinamismo a esos primeros momentos de la reunión, al tiempo que das la oportunidad a los invitados de realizar una actividad interesante, original y, por supuesto, sabrosa.

Coloca en cuencos individuales los distintos aoves y acompáñalos con algunos entrantes perfectamente maridados con cada producto. ¿Qué tal si pruebas con las cuatro variedades de Hacienda Guzmán? Estas son algunas sugerencias para que triunfes con la iniciativa:

  • El HG Reserva Familiar Manzanilla, con su sabor frutado intenso con matices verdes y ligero amargor y picor, combina con ensaladas de sabor amargo, carnes y pescados rojos y frutas cítricas.
  • El HG Reserva Familiar Hojiblanca es ideal para acompañar verduras, especialmente al grill, y jamón ibérico, por sus notas a hierba recién cortada, tomatera, alcachofa y manzana verde con un final en boca de retrogusto intenso y ligeramente picante.
  • Los toques a hierbas aromáticas y frutos verdes del HG Reserva Familiar Arbequina, con bajo amargor y picor medio, ofrecen un óptimo maridaje con ensaladas suaves, carnes y pescados blancos y postres.
  • El HG Coupage combina lo mejor de la Hacienda Guzmán, reuniendo en un solo producto un inigualable cuerpo y una extraordinaria fragancia a aceituna verde que resaltarán platos de carne o pescado, así como postres y helados.

Ahora comprar aceite de oliva virgen extra es  más sencillo gracias a estas increíbles cuatro variedades.

Además, si quieres que la cata no solo abra el apetito de los participantes, sino también su curiosidad sobre el mundo del aceite de oliva virgen extra, prepara con antelación unas tarjetas informativas con los puntos a tener en cuenta a la hora de valorar los diferentes aoves (color, olor, sabor, regusto…)

Aceitunas esferificadas

Para acompañar el piscolabis inicial, puedes acudir a las clásicas aceitunas… eso sí, esferificadas. Esta es la propuesta del chef Albert Adriá y Caviaroli, esferas de oliva que conjugan lo mejor de las técnicas culinarias de vanguardia con los sabores tradicionales de la tierra.

Las Caviaroli Drops mantienen un interior líquido con el que fascinar a los paladares más atrevidos y, si bien son ideales como aperitivo, también las puedes utilizar en cualquier otro plato de la cena de Navidad al que le vaya bien el intenso sabor de la aceituna, como un tartar de atún o, incluso, en un Martini.

Caviar de aceite de oliva

Siguiendo con las esferas, también puedes romper con los esquemas en tu próxima cena de Navidad apostando por el caviar de aceite de oliva. ¿Quién dijo que el aove es sólo líquido?

Este artículo gourmet incorpora el intenso sabor de un buen aceite de oliva virgen extra bajo una llamativa presentación. Un innovador diseño en forma de pequeñas bolas recubiertas de alga comestible que seduce a la mirada y eclosiona en boca, potenciando cualquier plato, desde canapés fríos hasta sopas o guisos.

Sal de Ibiza 

Conjuga el caviar de aove con la más pura de todas la sales, la Flor de Sal, un producto desarrollado a partir del cultivo 100% natural y manual en la Reserva Natural Parc de les Salines d’Eivissa. Se trata de un condimento exclusivo con el que dar un sabor único a tus cenas navideñas.

Con estos finos cristales de color blanco con reflejos rosáceos, que contienen más de 80 minerales esenciales, conseguirás que tus comensales sepan, por fin, cómo debe saber la sal. Además, tienes a tu disposición diferentes variedades aromatizadas con las que jugar con los sentidos, desde la versión clásica hasta alternativas aromáticas con reminiscencias a chile, citronela y jengibre, hibisco o pimienta verde y limón, entre otros.

Miel de manuka

Miel de manuka

Si lo que buscas es un toque dulce, la miel de manuka te permitirá viajar hasta las raíces ancestrales de Nueva Zelanda, donde crece este arbusto de flores blancas y rosadas.

No solo cautivarás por su embocadura, sino también por los extraordinarios beneficios para la salud que han convertido a esta jalea en uno de los productos más codiciados del momento.

Sushi

Sushi

De los aperitivos y condimentos más exclusivos a los platos principales más sugerentes, pues el hecho de que la cena de Navidad sea una tradición no quiere decir que no se puedan aprovechar estas fechas para navegar por nuevas culturas culinarias.

En este sentido, una de las propuestas con la que arrasarás es el sushi. En pleno apogeo de la comida nipona, introducir un toque japonés en la mesa te convertirá en un moderno anfitrión. Makis, niguiris, temakis, california rolls, oshizushi o sushi burguer son algunas de las posibilidades con las que dar un aire oriental a tu mesa.

Arroz indio

Arroz rosa

Ahora bien, si no quieres arriesgar y prefieres decantarte por recetas tradicionales de carne o pescado para el menú navideño, siempre puedes aportar sofisticación a los platos con los coloridos arroces de la India como acompañamiento.

En concreto, los arroces Lotao te acercan a casa un producto basado en altos estándares de calidad, tanto del grano como de la forma de cultivo, que puedes adquirir en diferentes variedades, desde el llamativo arroz rosa, con aroma afrutado a naranja y espino, especialmente indicado para pescado, verdura o caza; hasta el potente arroz negro, ideal para wok y mariscos; o el marrón, sembrado en suelos arcillosos, muy apropiado para maridar con ensaladas o carnes a la parrilla.

Grignotines

¿Cansado del típico turrón de Navidad? Afortunadamente, la repostería abarca numerosas opciones para endulzar el festín. Mantén la distinción y personalidad de la cena hasta el final con unos golosos grignotines.

Procedentes de la gastronomía francesa, estos bocados crujientes de chocolate se fusionan con el té verde, el plátano, la frambuesa o el café, entre otras combinaciones, para que nadie pueda resistirse a la tentación.

Tés navideños

Y como la Navidad es tiempo de frío y nevadas, ¿qué tal reconfortar el cuerpo con un delicioso té con aroma a naranja, vainilla y almendra y un toque de regaliz dulce?

Es el caso del té de edición limitada Tsarevna, de Kusmi Tea, un producto gourmet con tintes cítricos con el que llevarás a tu cena de Navidad la majestuosidad de los zares rusos.

Espumosos refulgentes

cena de Navidad

Después de toda esta muestra de elegancia y distinción en la mesa, culmina una noche magnífica con un brindis brillante a la altura.

En el mercado podrás encontrar diferentes firmas, como Platinum o Irium, de espumosos con extractos naturales de frutas y flores que, además, ofrecen un efecto visual ideales para la cena de Nochevieja al ser agitados de lo más llamativo. ¡Chinchín!

¿Te ha resultado útil este post? ¡Ayúdanos a mejorar y puntúalo!
[Total: 0 Media: 0]

Añade tu comentario

Nombre
E-mail
Website
Comentarios