La mayor diferencia entre el mejor aceite de oliva virgen extra y otros aceites de oliva de menor calidad radica fundamentalmente en su sabor. Sin embargo, no siempre gozas de la oportunidad de paladear el producto antes de llevártelo a casa. ¿Cómo puedes identificar un buen AOVE solo con verlo?

Como sabes, el virgen extra se configura como el aceite de oliva de categoría superior por sus propiedades organolépticas y físico-químicas. Por ello, para formar parte de este selecto grupo, es necesario que el producto reúna una serie de requisitos: debe provenir directamente de aceitunas sanas y en perfecto estado de maduración; debe ser obtenido mediante procedimientos mecánicos exclusivamente; su grado de acidez no puede superar los 0,8 gramos por cada 100; la extracción del zumo de la aceituna se llevará a cabo en frío (a menos de 27º); y no puede presentar defectos organolépticos o químicos.

Ahora bien, se trata de criterios técnicos difícilmente evaluables por un consumidor tipo. Entonces, ¿en qué debes fijarte para reconocer el mejor aceite de oliva virgen extra?

El etiquetado del AOVE

Al tratarse de un sector muy regulado por el Consejo Oleícola Internacional y las diferentes normativas estatales y autonómicas, el etiquetado del aceite de oliva se rige por unas estrictas pautas que te permitirán dilucidar la calidad del artículo que estás pensando en adquirir.

¿Cuáles son los principales datos del envase en los que detenerse?

  • Cuando se trate de aceite de oliva virgen extra, el etiquetado debe incluir la leyenda siguiente: “aceite de oliva de categoría superior obtenido directamente de aceitunas y solo mediante procedimientos mecánicos”. La falta de este texto evidencia que no se trata de AOVE.
  • Asimismo, los aceites de oliva virgen extra y virgen están obligados a indicar en su envase la designación del origen, es decir, una indicación de un nombre geográfico. Si no la encuentras, estarás ante un aceite de calidad inferior.
  • La etiqueta también debe recoger la fecha de la cosecha. Al contrario que ocurre con el vino, cuanto más reciente sea esta respecto a la fecha de compra, mejores condiciones ofrecerá el producto.
  • Otro de los datos que podrás visualizar en el etiquetado es la fecha de consumo preferente. Aunque no es una fecha de caducidad –pues podrás seguir consumiendo el aceite pasado el plazo- este dato también te aportará una referencia sobre la calidad del AOVE.

Estos requisitos son básicos para distinguir un verdadero aceite de oliva virgen extra de máxima calidad.

1 Comentarios

  • Natividad
    Publicada 21 agosto, 2018 15:33 0Likes

    En España tenemos mucha suerte por todos nuestros fantásticos productos,Y entre eĺlos el AOVE. Muchas gracias, Hacienda Guzmán por compartir todos los buenos aceites de su cosecha.Saludos

Añade tu comentario

Nombre
E-mail
Website
Comentarios