El contacto con la naturaleza sin renunciar a las comodidades de un hotel de cinco estrellas. Así es el glamping, una nueva tendencia de turismo que quiere reconciliar a los viajeros más sibaritas con su lado salvaje.

Un lujo para los sentidos

Pasar un fin de semana en un recóndito paraje natural es una atractiva idea para muchos, pero las incómodas colchonetas, las dificultades para el aseo diario o los molestos insectos les llevan a descartar rápidamente esta opción. ¿Y si no tuviera que ser así? En el glamping, como su propio nombre indica, el camping y el glamour se alían para generar experiencias de lujo silvestre.

Inspirado en los viajes a África de la alta sociedad occidental de mediados del siglo pasado, el glamping sustituye las farragosas tiendas de campaña o anticuadas caravanas por yurtas, jaimas, tipis o casas en los árboles que nada tienen que envidiar a un alojamiento urbano de alta categoría. Se convierte así en una acertada alternativa a los amantes del turismo ‘slow’, que buscan desconectar del bullicio y el estrés diario manteniendo su nivel de vida.

5 razones para hacer glamping

Ahora bien, el glamping no es un simple camping de lujo o una casa rural de alta categoría, sino que su concepto encierra una nueva perspectiva del turismo, donde la naturaleza se convierte en la protagonista.

glamping oregon

¿Qué lo hace tan sugerente? Estas son las razones que te convencerán:

  • Excepcionales comodidades. A diferencia de las clásicas acampadas, en el glamping hay acceso a todo tipo de servicios: agua caliente, sábanas y toallas de máxima calidad, reconfortantes camas, decoración exquisita, climatización y, por supuesto, intimidad respecto al resto de huéspedes.
  • Contacto con la naturaleza. A pesar de la vistosa ornamentación y la gran variedad de comodidades a las que tiene acceso el viajero, los alojamientos de glamping buscan un acercamiento al medio natural como vía para resetear cuerpo y mente del caótico ritmo del día a día. De ahí que todo esté dirigido a que el visitante pueda sentir la tierra, respirar el aire puro y embriagarse con los aromas del entorno.
  • Sostenibilidad. El espíritu del glampling no consiste en instalar un exclusivo hotel en mitad del campo. En esta nueva forma de viajar, el objetivo es integrar al máximo las construcciones con el entorno y causar el menor impacto posible. De ahí que el glamping se configure como un modo de eco-turismo y apueste por instalaciones fabricadas con elementos naturales y/o reciclados, que se fundan con el paisaje, y sistemas de abastecimiento sostenibles, que permitan satisfacer las más altas exigencias sin perjudicar el ecosistema.
  • Diversidad. Cabañas de madera, caravanas de lujo, casas arbóreas o diferentes tipos de tiendas campaña son solo algunas de las opciones para los ‘glampistas’, a las que se unen vivencias únicas en vagones de trenes, auténticas cuevas, alojamientos flotantes, faros e incluso iglús que puedes consultar en el portal líder de búsqueda y reserva Glamping Hub.
  • Nuevas experiencias. Además, al tratarse de alojamientos premium, los glampings ponen a disposición de sus usuarios diferentes paquetes de aventura con los que explorar el planeta sin artificios: senderismo, paseos a caballo, rutas en kayak…

6 glampings para escaparse

Si la idea te ha seducido, aún puedes mirar fechas para hacer una escapadita y probar una nueva experiencia. ¿Dónde? La reputada Guía Repsol propone los siguientes 6 destinos de glamping en España:

glamping club cadiz1. Cabañas en los árboles, Zeanuri (Bizkaia). ¿Quieres vivir una experiencia de altura? En estas cuatro cabañas, ubicadas a varios metros del suelo, disfrutarás de unas espectaculares vistas de los parques naturales de Gorbeia y Urkiola. Además, todos los alojamientos disponen de terraza propia y un cuidado interior para pasar unos días inolvidables.

2. Casa de Laila, Alhaurín el Grande (Málaga). Este glamping ofrece alojamiento en cualquiera de sus exclusivas tiendas de campaña, decoradas con todas las comodidades en un estilo árabe. Y si el calor aprieta, nada como echar una cabezadita en sus hamacas al aire libre o darte un refrescante baño en la piscina de su jardín, acompañado por exquisitas viandas de la tierra.

3. Casa del Mundo, Tibi (Alicante). Explora diferentes etnias del mundo a través de sus construcciones en este glamping, donde podrás elegir entre descansar en una safari-lodge, una casa indonesia, un carromato cíngaro o una jaima de Sáhara, entre otras opciones.

4. Cloud House, Genalguacil (Málaga). Sumérgete en la desconocida Mongolia sin salir del país durmiendo en una de las típicas yurtas usadas por este pueblo nómada. En el exterior encontrarás amplias zonas verdes donde relajarte y paisajes montañosos por los que perderte.

5. Lanzarote Retreats, Arrieta (Lanzarote). En este resort encontrarás varios eco-alojamientos, tanto yurtas como villas, enclavados a escasos metros de apartadas playas y cerca del parque de Timanfaya, y con una variedad de servicios que harán las delicias de mayores y niños.

6. Refugio Marnes, Marnes (Alicante). ¿Te gustaría vivir como un beduino? Es lo que propone este glamping, en el que podrás dormir en una jaima original, decorada según la tradición. Su localización, en la Costa Blanca, además, te proporcionará una gran oferta de ocio de aventura y playa.

Visita la Hacienda Guzmán, un templo olivarero único

¿Te ha resultado útil este post? ¡Ayúdanos a mejorar y puntúalo!
[Total: 0 Media: 0]

Añade tu comentario

Nombre
E-mail
Website
Comentarios