La capital andaluza puede presumir de ser una ciudad gastronómica de referencia, fruto de la simbiosis entre la tradición culinaria andaluza y la innovación en la cocina que ofrecen los mejores restaurantes en Sevilla.

¿Dónde puedes disfrutar de los mejores bocados? Aunque la ciudad está plagada de numerosos establecimientos de calidad, te proponemos once restaurantes a los que desearás volver.

Almansa

A pocos metros del Ayuntamiento de Sevilla, en la calle Albareda, podrás disfrutar de la pasión por las carnes a la brasa de carbón del restaurante Almansa, tanto en su formato de tapas, como de carta, y en un ambiente elegante y actual.

Almansa

Con más de cuatro décadas de historia, este establecimiento se caracteriza por su respeto hacia la justa maduración y el perfecto trato en el fuego de un producto de primera calidad, maridado con una amplia bodega compuesta por más de 80 referencias nacionales e internacionales. El chuletón de rubia gallega, el lomo de wagyu japonés o la pierna de lechazo a la parrilla son buena prueba de ello.

Sahumo

Según la Real Academia de la Lengua Española, sahumar significa “perfumar una cosa con humo aromático”. Y eso es lo que proponen en Sahumo, otro de los mejores restaurantes en Sevilla.

Sahumo

En su carta conviven carnes y pescados en una apuesta fresca y divertida, que embriaga a todos aquellos que lo visitan en su céntrica ubicación, en la calle Zaragoza. No dejes de probar su steak tartar, el salmón salvaje con eneldo, el solomillo de ternera a la brasa con salsa Bearnasa, el arroz Señorito con alioli o las ‘papas’ con mojo picón, que evidencian la procedencia canaria de su propietario.

María Trifulca

La playa que existía en Sevilla a mediados del siglo pasado da nombre al restaurante María Trifulca, que adopta la esencia marinera de la ciudad como ‘leit motiv’ de todo su exitoso proyecto.

María Trifulca

Si su enclave junto al puente de Triana es extraordinario (en la calle San Jacinto, esquina con calle Betis), su oferta gastronómica no lo es menos. Déjate sorprender por su carpaccio de gamba blanca con lascas de foie, los niguiris de buey y foie flambeado, el pulpo braseado con causa limeña y ajo amarillo, el lomo de corvina con tirabeques y romescu o el lingote de cochinillo confitado a baja temperatura con crema de patata y calabaza confitada.

La Moneda

Si buscas una experiencia con solera, en el restaurante Casa Inchausti-La Moneda conocerás uno de los templos gastronómicos de Sevilla, enclavado a la vera del Arco del Postigo, en pleno corazón de la ciudad.

La Moneda

La tradición impregna, tanto la decoración del local, como la carta, encumbrada por José Luís Inchausti y su arte para freír pescado. Frituras de puntillitas, pijotas o acedías comparten espacio con otros platos marineros, como langostinos a la sal o la sopa de Galeras.

Eslava

La hospitalidad andaluza te dará la bienvenida en Espacio Eslava, en el barrio de San Lorenzo, un establecimiento donde experimentan con la cocina tradicional de la región para conseguir sabores renovados, sin llegar a ser pretenciosos.

Eslava

Su huerto ecológico, en el que cultivan las verduras que luego llegan directamente al comensal, junto a la calidad de la materia prima y el interés por innovar en los fogones, son varias de las razones que convierten a este local en uno de los mejores restaurantes en Sevilla. Las alcachofas con ajo de las pedroñeras y virutas de bacalao, o el  Cigarro para Bécquer son algunos de los platos y tapas que componen su carta.

La antigua bodeguita

Contágiate del bullicio de la ciudad, tomándote unas tapas en la popular bodeguita de la plaza El Salvador, uno de los principales puntos de encuentro de los sevillanos. El local es pequeño, con un comedor con cuatro mesas, aunque lo más habitual es pedir en la barra la comanda y disfrutar del buen tiempo del Sur, la compañía y la comida en el exterior.

La Antigua Bodeguita

En cuanto a gastronomía, La Bodeguita no es solo una histórica taberna, sino que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos con suculentos bocados, como las gambas blancas de Huelva, los pescados fritos, las ortiguillas, la merluza a la bilbaína o los típicos montaditos.

Leña al lomo

Su cocina actual y de calidad, en consonancia con la decoración del local, han permitido al restaurante Leña al Lomo convertirse en uno de los establecimientos de moda del barrio del Porvenir sevillano.

Leña al Lomo

Toma hawk de vaca, chuletón y lomo de rubia gallega, costillas BBQ, pulpo o ventresca de atún de Barbate son algunos de los platos cocinados al fuego de las brasas. Pero el establecimiento también ofrece otras propuestas que no puedes dejar de probar, como el pot de mejillones, el arroz meloso a la marinera o el pisto con chipirón asado.

El Manijero (Calle Trastamara)

Con una tradición familiar dedicada al pescado, el restaurante El Manijero, situado en la calle Trastamara, se erige como otro clásico de la oferta gastronómica hispalense gracias a la frescura del producto, traído desde la lonja de Huelva a diario, y lo castizo de su ambiente.

El Manijero

Pide merluza, lomo de atún rojo, pavías de bacalao, frituras de acedías, pijotones y boquerones, gambas o aliño de huevas frescas y comprobarás por qué El Manijero se encuentra entre los mejores restaurantes en Sevilla.

Tribeca

La cocina tradicional revisada y basada en el producto de temporada son los ingredientes del éxito del restaurante Tribeca, merecedor del premio en el concurso gastronómico Alcorta-Martín Berasategui dos años consecutivos.

Tribeca

Sus artífices, los hermanos Pedro, Eduardo y Jaime, cuidan hasta el más mínimo detalle, lo que se puede apreciar tanto en la exquisita decoración del local, como en la mimada elaboración y presentación de sus platos. Para tener una amplia perspectiva de su trabajo, deléitate con sus variadas tapas en la barra u opta por el menú degustación, con el que podrás paladear algunos de los máximos exponentes de cocina, como el tartar de carabineros con tuétano, el calamar al curry, el pato de gres y nueces encurtidas o el raviolo de boletos y lengua.

Taberna del Alabardero

La Taberna del Alabardero cumple sus bodas de plata siendo una de las paradas obligadas para los amantes del buen comer. Vieira con puré de apionabo y manzana, bogavante azul con zumo de pollo, cresta, espinacas y yema trufada y hojaldre casero de rabo de toro con verduras baby son tres de las apetitosas alternativas con que cuenta su carta.

La Taberna de Alabardero

Situado en la céntrica calle Zaragoza, dentro de una casa-palacio del siglo XIX que también alberga un hotel, La Taberna del Alabardero invita a los comensales a rememorar los sabores más tradicionales elaborados con las técnicas más innovadoras.

Los Baltazares

Aunque no se encuentra en la ciudad de Sevilla, sino en la vecina localidad de Dos Hermanas, bien merece una mención Los Baltazares, otro de los mejores restaurantes en Sevilla, que ha sido calificado por la prestigiosa Guía Michelín como una opción diferente por su cocina de calidad.

Los Baltazares

En este local se fusionan distintos ambientes, desde un concurrido gastrobar y un acogedor comedor, hasta un espacio de cocktelería instalado en la terraza, con el que poner el broche de oro a una excepcional comida, donde los mariscos y pescados al peso son los protagonistas.

Como puedes comprobar, la oferta gastronómica es variada, con locales de carnes y pescado y recetas con sabores más tradicionales o innovadores. Eso sí, todos cuentan con un genuino ingrediente común: la presencia en sus propuestas del aceite de oliva virgen extra.

1 Comentarios

  • Antonio Belmonte Flores
    Publicada 4 julio, 2018 07:50 0Likes

    Muy interesante

Añade tu comentario

Nombre
E-mail
Website
Comentarios