El concepto multidestino de los cruceros marítimos unido a la velocidad y alcance del transporte aéreo son los dos ingredientes que convierten a los Air Cruises en una atractiva alternativa turística dentro de los viajes de lujo.
Los Air Cruises sustituyen los mares y océanos por el espacio aéreo y cambian los impresionantes navíos por confortables y suntuosos aviones que hacen del trayecto en sí un placer para los sentidos con el que cumplir con las altas expectativas de sus exigentes pasajeros.

El primer crucero aéreo
¿Te gustaría disfrutar de esta experiencia? Aunque pueda parecer un proyecto de futuro, algunos afortunados podrán probar este mismo año esta nueva y exclusiva forma de descubrir el mundo.
La primera compañía en poner en marcha esta innovadora iniciativa ha sido Crystal Cruises, a través de su división Crystal Luxury Air. Fue el 31 de agosto cuando el alado buque y sus 84 ocupantes empezaron a surcar los aires, siguiendo un plan de ruta que incluye una decena de destinos, desde las cosmopolitas ciudades de Nueva York, Chicago y Los Ángeles hasta las exóticas Tokio, Shanghái o Hong Kong o la sempiterna París.
Ahora bien, la exclusividad de esta aventura va más allá, pues los clientes podrán realizar expediciones a las diferentes ciudades y alrededores y acceder a monumentos y atracciones a los que pocos pueden entrar, como Palacio Chonghua, cerrado al público.

Air Cruises de lujo
Para llevar a cabo este ostentoso periplo, la compañía ha ‘fletado’ un Boeing 777 especialmente construido para satisfacer cualquier demanda de sus exquisitos pasajeros. De hecho, aunque la capacidad habitual del modelo aeronáutico es para 300 personas, Crystal Luxury Air ha rediseñado su interior para que los poco más de 80 privilegiados viajen con todas las comodidades, conscientes de que los futuros moradores de estas mansiones volantes están acostumbrados al lujo.
Amplios asientos, compartimentos con camas para poder descansar durante el vuelo, cómodas zonas comunes, monitores de 24 pulgadas en cada plaza o ipads son algunas de las prestaciones que ofrecerán los Air Cruises, además de un interior decorado con exquisitez y un servicio de catering ‘todo incluido’ ofrecido por chefs galardonados con la estrella Michelín y maridado con una bodega de altura.
Obviamente, el precio del pasaje es acorde a tan altas regalías: los billetes están a la venta por 159.000 euros por persona, un coste al alcance de pocos.

Un sector de altas miras
Por el momento, la naviera pionera en los Air Cruises ya ha anunciado la ampliación de la oferta de cruceros aéreos, incorporando una propuesta turística para dar la vuelta al mundo en 29 días, mientras que otras empresas especializadas en viajes de lujo están mostrando su interés por el sector, como Abercrombie & Kent.
Asimismo, la contratación de jet privados, como los de Fly Victor, para desplazarse de una ciudad a otra también ha aumentado en los últimos años, por lo que parece que esta modalidad de turismo de élite solo acaba de despegar.
No obstante, algunos expertos sostienen que la clave del éxito radicará en ofrecer cruceros aéreos para grupos más reducidos y sujetos a una total personalización por parte de los clientes, permitiendo que sean los dueños de las grandes fortunas quienes decidan con quién, cuándo y dónde desean viajar. ¿Cuál sería tu itinerario ideal?

Añade tu comentario

Nombre
E-mail
Website
Comentarios