El olivo y su aceite,

legado cultural

dispuesto a ser

Patrimonio Mundial.

Un templo olivarero

con más de cinco siglos

a sus espaldas

Abrimos una ventana

al pasado para vivir

una auténtica experiencia

Hacienda Guzmán es más que un espacio para la producción de aceite de oliva, es un centro de referencia mundial en materia de oleoturismo, que te abre sus puertas para aprender cómo era el antes y el ahora de este sector clave en la economía andaluza.

La historia olivarera de la Hacienda Guzmán se remonta a hace más de cinco siglos, cuando Hernando Colón, hijo de Cristóbal Colón, exportaba el aceite de oliva producido en la hacienda a las Américas.

Entre los siglos XVI y XIX, cada una de las tres torres de la hacienda albergó un molino de viga, lo que la convirtió en una de las mayores fábricas de aceite de oliva del mundo. Hoy día, la Hacienda Guzmán, que cuenta con un molino y una viga de caoba de 15 metros de longitud que datan del siglo XVII, ofrece una fiel recreación del proceso tradicional y constituye un reflejo de la realidad del sector olivarero actual, con instalaciones innovadoras que permiten obtener el más selecto aceite de oliva.

Visita nuestras instalaciones y podrás apreciar la extraordinaria riqueza y complejidad del mundo del aceite de oliva en un entorno inigualable.

Oleoturismo a medida en la Hacienda Guzmán

¿Qué opinan los expertos?