Intensidad, elegancia, sutiles aromas y una textura sedosa en boca… Esas son las sensaciones que aporta un toque sutil de aceite de oliva en los cócteles, una tendencia que triunfa entre los bartenders de todo el mundo. Ahora que llega el verano, apuesta por este ingrediente tan original en tu copa.

Tal y como aseguran diferentes mixólogos, el uso de aceite de oliva virgen extra como ingrediente en la elaboración de cócteles aporta cuerpo y textura a las mezclas, lo que ayuda a llevar a cabo creaciones originales y con gran personalidad. Pero, además, aporta otra ventaja, y es que el aceite de oliva consigue que el sabor del cóctel se prolongue en la boca durante mucho más tiempo.

Aceite de oliva: un ingrediente muy especial en coctelería
Desde aquellos primeros cócteles elaborados en Estados Unidos hace más un siglo, las tendencias han ido evolucionando, gracias al aporte de nuevos y exóticos ingredientes procedentes de todos los rincones del planeta: frutas, especias, hierbas aromáticas… y, ahora también, aceite de oliva. Su llegada al mundo de la coctelería es algo relativamente nuevo, que los bartenders empezaron a utilizar hace unos años, conscientes de cómo podrían aprovechar en sus mezclas todos los beneficios que aporta el aceite de oliva. Ginebra, vodka o, incluso, vermut han sido, tradicionalmente, los licores con los que más se ha utilizado, aunque también encontramos mezclas con ron o con whisky, donde los sutiles aportes de nuestro “oro líquido” dan como resultado un cóctel excepcional.

El aceite de oliva es perfecto también para su integración en cócteles que incluyen clara de huevo, como el conocido “Pisco Sour” o el “Whisky Sour”. Y es que el aceite sw oliva virgen extra ayuda a emulsionar la clara de huevo, logrando una textura aterciopelada y muy agradable.

Además, muchos mixólogos están utilizando el aceite de oliva para escarchar el borde de la copa, es decir, para que éste se impregne de sal o de azúcar, dependiendo del toque que se desee dar a la hora de beber, como ocurre con el tradicional cóctel “Margarita”. Y si hablamos de decoración, muchos de ellos optan por coronar la bebida con unas perlas de aceite de oliva en la superficie, jugando con originales texturas que le dan un toque especial.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de incorporar aceite de oliva a nuestros cócteles?
En primer lugar, debemos decantarnos por un Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) de gran calidad, como nuestra selecta gama Hacienda Guzmán. Solo así nos aseguraremos de que el resultado va a ser óptimo.

En segundo lugar, tenemos que tener en cuenta que las diferentes variedades de aceituna con las que se elaboran los AOVEs aportan matices diferentes al aceite, por lo que habrá aromas y sabores que encajen mejor con unos tipos de composiciones que con otras.

Cócteles con aceite de oliva

Así, por ejemplo, los aceites con un agradable amargor y ligero picor, como nuestro HG Reserva Familiar Hojiblanca, maridan a la perfección con cócteles cítricos con un cierto toque dulce, como los clásicos mojitos, donde el azúcar, la lima y la hierbabuena se ven potenciados al añadir unas gotas de este oro líquido. Esta variedad de aceite, con notas a tomatera y a hierba recién cortada, son perfectos también para añadir a un “gin tonic” con unas rodajas de pepino.

Un aceite con un frutado intenso y ligero amargor y picor, como HG Reserva Familiar Manzanilla, es ideal para rematar cócteles elaborados con una base de vodka y acompañados de naranja.

Y los matices de frutos verdes y hierbas aromáticas de HG Reserva Familiar Arbequina aportarán un toque final de frescura en un clásico “Bloody Mary”.

El aceite de oliva virgen extra aporta a los cócteles un carácter diferenciador, así que… ¡súmate a la tendencia de moda este verano!

Añade tu comentario

Nombre
E-mail
Website
Comentarios