Etimológicamente, la palabra almazara procede del árabe al-maʿṣara (المعصرة) que, a su vez, emana del término ma‘ṣarah. Ahora bien, no solo su nombre ha evolucionado con el paso de los siglos. ¿Sabes qué es una almazara de aceite de oliva y cómo se ha transformado a lo largo de la historia?

¿Qué es una almazara?

La traducción literal de almazara sería ‘lugar donde se exprime’. Un significado muy gráfico para explicar este concepto del mundo olivarero.

Por su parte, la Real Academia de la Lengua Española define el término como “molino de aceite”. Y es que la almazara es, en esencia, una prensa que extrae los jugos de los frutos, especialmente el de las aceitunas.

¿Cómo han evolucionado las almazaras DE ACEITE?

Existen investigaciones que remontan el origen de las almazaras a la Edad del Cobre y podemos datar la aparición de la primera almazara industrial en torno al siglo VI a.C., en Clazomene, una antigua ciudad portuaria de la Antigua Grecia, según sostiene Juan Vilar.

En esos primeros momentos, la almazara consistía en una especie de mortero –o almirez, por seguir con los vocablos de raíces árabes- de grandes dimensiones y hecho de piedra, en el que se iban introduciendo pequeñas cantidades de olivas para obtener el aceite mediante el prensado, activándose todo el mecanismo a través de un sistema de palancas.

Hoy día, existen en torno a 14.000 almazaras en todo el mundo, según un estudio elaborado el Grupo Pieralisi. Sin embargo, los avances tecnológicos de las últimas décadas han transformado notablemente este proceso, introduciendo sistemas automatizados que reducen el trabajo manual, facilitan una mayor eficiencia del sector oleico y garantizan la calidad del producto.

¿Cómo funciona una moderna almazara de aceite de oliva?

En este sentido, el trabajo de la almazara en la actualidad se divide en tres fases:

Recepción. En una zona específica, se reciben las olivas procedentes de la cosecha y se lleva a cabo una labor de limpieza, quitando los residuos del campo (polvo, hojas, tierra…), así como las aceitunas que no estén en buenas condiciones. Las restantes se pesan y se lavan, depositándolas en grandes tolvas a la espera de ser molturadas. En el caso de que la recogida sea mediante el sistema del ordeño, como hacemos en Hacienda Guzmán para obtener nuestros AOVEs Premium, este proceso es menos complejo, ya que la colecta manual es mucho más cuidadosa con el fruto.

Recolección aceituna ordeño

Extracción. En la nave de elaboración, grandes trituradores con discos y cilindros muelen las aceitunas en un plazo máximo de 48 horas –o de 6, en el caso de Hacienda Guzmán-, para que la oliva no pierda sus características organolépticas. A continuación, se baten y se centrifugan. En nuestra almazara, por ejemplo, la molturación se realiza en frío (a menos de 27 grados), para asegurar la calidad del aceite de oliva virgen extra.

Almacenamiento. Una vez extraído el zumo de las olivas, se vierte en los decantadores de acero inoxidable y se almacena en grandes depósitos de este mismo material en la bodega.

Almazara y depósitos actuales

Las almazaras de Hacienda Guzmán

Ahora bien, lo mejor para comprender cómo ha cambiado la almazara de aceite de oliva con el transcurso del tiempo es verlo con tus propios ojos. En Hacienda Guzmán te ofrecemos la posibilidad de descubrir cómo se producía aceite hace cinco siglos y cómo se lleva a cabo esta actividad hoy día, gracias a nuestro programa de oleoturismo.

Vive una experiencia única en nuestra finca de La Rinconada (en Sevilla) visitando un molino de sangre y una viga de caoba de 15 metros de longitud del siglo XVI y asistiendo a una fiel recreación del proceso tradicional, para pasar a continuación por las innovadoras instalaciones de la actual almazara de aceite de oliva y el centro de I+D, desde donde se produce un extraordinario AOVE Premium que, lógicamente, también podrás catar.

 

 

¿Te ha resultado útil este post? ¡Ayúdanos a mejorar y puntúalo!
[Total: 1 Media: 5]

Añade tu comentario

Nombre
E-mail
Website
Comentarios